En las relaciones largas, puede convertirse en un reto el mantener viva la llama de la pasión. La tendencia es a buscar recetas o fórmulas mágicas, tipo lista de actividades graciosas y divertidas que hacer en la cama.

Pero la realidad es otra. En una relación de pareja todo está vinculado. Es un error separar el sexo del resto de las etapas que marcan la convivencia. Si no hay respeto en una de dichas etapas, no lo habrá en la alcoba. Si hay infelicidad en el resto de las etapas, no habrá relaciones sexuales felices. El sexo no es para esconder los problemas de la pareja y tampoco los soluciona. El sexo simplemente es el sexo.

Para mantener viva la llama de la pasión es necesario querer mantenerla, tener la intención irrevocable y firme de mantener una relación de pareja sana en todos los aspectos. Hay que trabajar para ello. Hay días buenos y días malos. Hay retos, fluctuaciones emocionales, problemas económicos, cuestiones que sanar en el pasado, inconvenientes familiares. Hay en fin, un cúmulo de elementos que forman parte de la cotidianidad que deben ser revisados y organizados. En la convivencia hay un orden y esta es uno de los elementos que alimenta la relación.

 

¿Cómo mantener viva la llama de la pasión

 

De la decisión de amar, nace el deseo de contribuir con la felicidad del ser amado. No de hacerlo feliz. Nadie hace feliz a nadie. La felicidad es algo íntimo, personal. Es una decisión particular de cada quién, es una elección que el Ser hace. Pero si, la pareja puede apoyar esa felicidad y mantenerla. Se trata de sumar y no de restar. Cuando ambos miembros de la pareja entienden esto la felicidad se vuelve una constante en sus vidas. No un maquillaje de a rato. No una sonrisa de dormitorio.

El sexo en la convivencia se alimenta de la vida compartida. Es la energía que se desprende de la primera mirada al despertar, del roce de una mano tibia que apoya, del calor de un vientre que acuna en las noches, del abrazo que despide en las mañanas.

El sexo apasionado se fundamenta en el encuentro de dos almas que decidieron amarse y fundirse una en la otra, una y otra vez, descubriéndose en cada encuentro como los seres constantemente cambiantes e impredecibles que son. Dejando atrás el pasado y sin pensar en el futuro. Sin pensar en nada, sólo sintiéndose el uno al otro, sin juicios, sin expectativas.

Disfruta el amor, sé el amor,

NAMASTÉ.

LIDIA NESTER

Especialista en Medicina Complementaria y Alternativa

Maestra Terapeuta Holística

Coach

Especialista en Alquimia Emocional

http://www.lidianester.com/

 

Si deseas conocer más, te invitamos a participar en nuestros talleres, diplomados y formaciones. Para información obre terapias a distancia en cualquier parte del mundo:

INFORMACIÓN: artesaludve@gmail.com

http://www.lidianester.com/

https://www.facebook.com/lidianesterint

 

About the Author

Especialista en Medicina Complementaria y Alternativa
Maestra Terapeuta Holística
Spiritual Coach

Related Posts

Expresar el amor es tan importante como el acto de amar… Déjame que te haga una pregunta. ¿Alguna...

Hace muchos años, ya como adulta, pude finalmente vivir en la casa de mis sueños. El lugar, las...

Para todos los que atraviesan una infidelidad – o les sucedió en el pasado -… lo que puedes aprender...

One Comment
 
  1. MarianaLate febrero 22, 2017 at 10:53 pm Responder

    Me encantó este articulo.

Leave a Reply

Por favor espera...

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres recibir un aviso cuando se publique nuestro artículo? Introduzca su dirección de correo electrónico y nombre para ser el primero en saberlo.